viernes, 7 de octubre de 2011

Yo pensándolo bien ahora, no se que regalarte, la verdad tengo mucho que ofrecerte pero nada material, la verdad que lo mejor que podría ofrecerte es no pagar contigo todos mis errores del pasado, y todos los amores frustrados, supongo que lo mejor que podría ofrecerte es desprenderme de todo lo que fui un día, y recuperar lo que me han quitado prometo encontrarlo y son mis ganas de querer, pues te confieso que cuando emprendo un viaje con alguien el miedo irracional que me invade y habita en mi inicia un mecanismo de autodefensa de verdadera precisión aunque de confusos resultados en mi mente, esto hace que busque defectos para no querer a esa persona porque puede que me haga daño, no te voy a mentir te he buscado defectos y te los he encontrado, maldita mania de que todo sea perfecto, y no aprendo año tras año, que eso es algo imposible, solo porque yo busco en lo perfecto lo imperfecto solo porque pienso que no es perfecto, dices que tienes poco que enseñarme , e ignoras quizás lo que puedes ofrecerme, somos dos personas con tanto miedo, tu y tu poca valoración sobre ti misma y yo y mi miedo absurdo a algo que es inevitable que pase, y es que deberíamos llevarnos un susto y aprender a valorar lo que nos pasa día a día y dejarnos de dramas absurdos inculcados por películas, ! Adictos al drama, Adictos del mundo!
Tengo miedo, pero hago un llamamiento a todos ,! Hacer el amor con vuestra pareja, Despierten a su lado, abracen a su pareja, haganle el desayuno, rian, elevenla por los aires, y lo mas importante TENGAN MIEDO
No tendremos paseos, tampoco saldremos a cenar un día y te veré arreglada para dicha cita, no caminaremos de la mano por el parque, ni siquiera se si entre vuelo y vuelo nos de tiempo a darnos la mano, no se nada de eso, seremos tan diferentes a otras parejas, pero se que no tengo nada que envidiarles se que ellos no tendran esa espera que se hace magia cuando nos juntamos, esos nervios de la noche anterior, esos nervios de la mañana esa espera, en la guagua en el tranvia, verte llegar, animarte para luego besarnos y que cojas otra vez ese maldito avión que te lleve lejos de mi